C de la Missió – Cap 6 – Comunión en la misión

carta_mision_titol

Capítulo 6 COMUNIÓN EN LA MISIÓN

34 Horizontes de la comunión pastoral en la Familia Salesiana
35 Comunión dentro de la autonomía pastoral
36 Objetivos de la comunión pastoral
37 Organización de la comunión apostólica

34. Horizontes de la comunión pastoral en la Familia Salesiana.

Es primaria la comunión en una visión compartida en torno a dos elementos:

  • el significado de misión apostólica y
  • la conciencia de una prioridad dentro del amplio campo que nos ha dejado Don Bosco.

La misión, en nuestro lenguaje de Familia Salesiana, esta especificada y determinada por una serie de indicaciones, tales como:

  • os destinatarios a los cuales llegamos en la acción apostólica,
  • los contenidos generales y particulares de las intervenciones,
  • el espíritu que anima las actividades y las opciones pastorales,
  • las áreas específicas y originales que se programa,
  • las estructuras y las obras que expresan, sostienen, y dan rostro concreto a la presencia y a la acción pastoral,
  • el clima educativo familiar que se crea en las actividades.

La misión, por tanto, no es para nosotros únicamente la actividad material.

Además, la Familia Salesiana tiene conciencia clara y convencida de que:

  • los jóvenes, especialmente los más necesitados, y la gente del pueblo son parte prioritaria de la herencia apostólica salesiana,
  • la presencia educativa y pastoral entre los destinatarios que el Espíritu de Dios confía a nuestro cuidado es parte significativa del carisma salesiano.

35. Comunión en la autonomía pastoral.

La comunión apostólica tiene que ser entendida como refuerzo de la originalidad y de la autonomía de cada uno, dentro de una comunión fraternal de familia.

1

Reafirmamos la autonomía de los Grupos.Nos referimos aquí a la autonomía apostólica, no sólo a la espiritual.No se trata de una uniformidad de intervención entre todos los puntos: ¡todos hacen lo mismo!

No se busca la nivelación de las diferencias, origen de confusiones y de incertidumbres pastorales: ¡todos hacen todo!

Se apunta a la coordinación de los dones: cada uno armoniza su propia intervención en el conjunto de un proyecto. ¡A cada uno su ámbito!

Los Grupos no son idénticos entre sí, ni como fisonomía interior, ni como capacidad apostólica concreta.

2
Consideramos importante la originalidad de cada uno.La riqueza del carisma salesiano se manifiesta más completa y atrayente cuando concurren conjuntas las características de cada uno.La complejidad de la educación actual y el crecimiento integral del joven y de la joven impulsan hacia la creatividad y al mismo tiempo hacia la convergencia.

Es un derecho de los jóvenes poder disfrutar del servicio específico de cada Grupo.

En definitiva, es una riqueza de la Iglesia.

La comunión dentro de la autonomía tiene que ser intentada para ser eficaces en la acción y multiplicar las fuerzas operantes por el bien de la juventud.

36. Objetivos de la comunión pastoral.

Los Grupos están llamados a difundir, con los valores del Evangelio del Señor, los rasgos característicos del carisma salesiano.

Estos pertenecen a toda la Familia.

No pueden, por esto, ser preocupación sólo de algunos Grupos.

Todos, también cada uno de los miembros, son responsables, personalmente, de animar y promover la herencia espiritual recibida.

Todos asumimos, por tanto, en los diversos lugares geográficos de nuestro trabajo, y en los diversos contextos culturales donde la vida nos ha colocado, la responsabilidad:

boto01 de una preocupación educativa en el contexto actual. Ayudamos a dar a conocer la fragilidad y la fuerza que reside en la educación de los jóvenes de manera especial;
boto01 el Sistema Preventivo. Razón, religión y amor son también, tal vez más que ayer, soportes indispensables para una sociedad más humana y a medida de las nuevas generaciones;
boto01 el espíritu salesiano. El humanismo salesiano, con el respeto a la persona más sencilla y pobre, con la confianza de su crecimiento continuo cuando hay el acompañamiento de un educador, con el estímulo hacia todos aquellos que están buscando el sentido de la vida, es la premisa para una nueva civilización del amor;
boto01 el movimiento salesiano. Está muy difundida la necesidad de unirse en torno a realidades significativas para quien las cumple y para quien las recibe

Don Bosco implicaba a muchos en su proyecto educativo; pedía en todos los niveles, atención para sus muchachos.

El amplio movimiento salesiano y la implicación de las muchas fuerzas son una oferta útil a todos.

37. Organización de la comunión apostólica.

Al presente documento le espera ahora la prueba de los hechos.

Localmente deben ser leídas las diversas indicaciones del texto para estudiar juntos una posible implicación operativa.

Cada Grupo, preparando las propias organizaciones, considere el aspecto de la colaboración y de la corresponsabilidad posibles.

Se puede pensar en colaboración y corresponsabilidad:

  • entre dos o más Grupos que comparten la exigencia y la urgencia de una intervención común en favor de los destinatarios de una zona;
  • entre todos los Grupos que viven y trabajan en el mismo territorio, siempre que se vea la utilidad y eficacia apostólica.

Que nunca falte una intensa comunicación entre los Grupos,  porque es la premisa para llegar a la corresponsabilidad apostólica.